Terapia Sexitiva

La Terapia Sexitiva es un método de trabajo vivencial. Es decir, trabaja los bloqueos sexuales, las dificultades eróticas y las disfunciones mediante el masaje y el coaching.

Este tipo de trabajo vivencial es necesario para conocer y descubrir la realidad sexual de la persona que de otra forma no sería posible. Además, enseña a amar el cuerpo, conectar con la propia sensualidad, despertar el deseo y aumentar la capacidad orgásmica. Algo que, desde un trabajo más convencional, se hace más difícil.

La terapia Sexitiva es un método elaborado y pensado desde la creencia de que la sexualidad es el centro de nuestro propio universo, donde todo lo que ocurre y cambia ahí, se refleja en el resto de ámbitos de nuestra vida, a nivel sexual, emocional y mental.

Y cuando este centro se ve envuelto en un conflicto, es cuando llegan los bloqueos como el miedo, la culpa, el dolor o la vergüenza (o todo a la vez). Este conflicto es generado por el “YO DEBO” frente al “YO SOY”. Muchas veces la forma de sentir nuestra sexualidad, nuestro placer, choca de lleno con lo que se espera de nosotras, con cómo debemos comportarnos, decir, hacer, etc… lograr encajar estas dos partes de nosotras, es lo que se consigue con esta terapia: Romper los bloqueos, disfrutar tal y como somos sin represión ni frustración y a la vez, ser capaces de integrarlo en nuestro estilo de vida.

La Terapia Sexitiva nace para:

  • Romper los tabúes, prejuicios, mitos y estereotipos en torno a la sexualidad para despertar, desarrollar y expandir la energía sexual.
  • Sanar todas las memorias de sufrimiento y dolor, rememorando las vivencias que nos bloquean.
  • Romper las barreras emocionales que impiden disfrutar la sexualidad y la vida con conciencia, plenitud y amor incondicional.

¿En qué consiste?

Además de utilizar el masaje como medio para tratar los bloqueos, se apoya en los amplios recursos y herramientas que aporta la sexología y la experiencia adquirida como sexólogo, para hacer esta terapia integradora.

El masaje es holístico e integral. Se masajean cuerpo y genitales. Sin embargo NO es una masturbación a pesar de que parte de los objetivos sean aumentar/desbloquear el placer y el deseo. El masaje se centra en la energía sexual y en las zonas conflictivas de la vulva y la vagina que provocan los bloqueos.

El masaje consiste en observar cada fase de la respuesta sexual humana, de una en una, para averiguar qué ocurre, dónde ocurre y cómo ocurre.

Durante la sesión “sólo estás tú”. Es tu sesión. El terapeuta sólo es la herramienta para entender tu sexualidad y que puedas conseguir tus objetivos desde la comprensión y la conciencia de cómo funciona tu cuerpo, tu mente y tus emociones.

Objetivos

A lo largo de nuestra vida experimentamos frustraciones, censuras, traumas y represiones debidas al día a día, a nuestra educación familiar, escolar, social, situación laboral, de pareja, etc. Todo un proceso que se va acumulando en nuestros tejidos, endureciéndolos, creando tensiones y bloqueando el libre fluir de la energía por nuestro cuerpo.

Debido a esta coraza natural que creamos como defensa, se puede sufrir anorgasmia, rechazo por el otro sexo, falta de deseo, culpabilidad al masturbarse, manías, vergüenza ante el propio cuerpo, falta de confianza en las relaciones, dificultad para soltarse al placer, miedo a entregarse y depender, miedo al rechazo, ansiedad infinita…

La Terapia sexitiva, entendiendo lo anterior, consigue:

  1. Dar conciencia de lo que nos ocurre, por qué nos ocurre y sobre todo cómo nos ocurre. Nos da conciencia para dar la respuesta correcta a cada bloqueo, dificultad o problema y poder así eliminarlos.
  2. Permite liberar capas de sufrimiento y tensiones emocionales acumuladas durante años.
  3. Enseña a amar el propio cuerpo, conectar con la sexualidad, despertar la energía sexual, activar el erotismo y aumentar la capacidad orgásmica.
  4. Ayuda a superar casos de dolor en las relaciones sexuales que no tienen explicación o que no logran curarse con otras terapias o procedimientos.
  5. Rompe tabúes, prejuicios, creencias limitantes y estereotipos en torno a la sexualidad que impiden disfrutar y expandir nuestro placer sexual.
  6. Recupera el deseo sexual desde nuestro centro, desde la excitación, permitiendo entenderlo y desarrollarlo de forma consciente y no esperar a que simplemente aparezca.
  7. Trabaja problemas de anorgasmia enseñando cómo responde el cuerpo y la mente y cómo conseguir llegar al estado que nos permite tener un orgasmo.
  8. Desarrolla la excitación y el placer disminuyendo los tiempos, si así lo deseamos, para llegar al orgasmo.
  9. Reequilibra y redescubre el cuerpo y el placer en la premenopausia y la menopausia.
  10. Supera casi cualquier dificultad erótica a la que nos enfrentemos y nos produzca frustración.

¿Para quién es esta terapia?

  1. Para toda mujer que quiera y se atreva a explorar su sexualidad, desde un lugar distinto a lo que se ofrece siempre.
  2. Para mujeres que se quieran hacer responsables de su propio placer y de cómo lo viven, y quieran cambiar y trabajar para vivir la sexualidad con plenitud.
  3. Para mujeres que quieran conocerse mejor, ver si sus límites pueden superarse, si pueden sentir a otro nivel o de otra forma, si su capacidad orgásmica es la adecuada…
  4. Para mujeres que sientan que algo no encaja en su vida sexual. Que, a pesar de sentirse satisfechas, hay una vaga sensación de ansiedad infinita que no cesa, o una tristeza profunda que no se sabe de dónde procede.
  5. Para mujeres que tengan alguna dificultad sexual o erótica que no logran superar y sientan que han llegado al final del pozo y no sepan cómo salir.
  6. Para mujeres que han probado todo tipo de terapias y tratamientos y siguen igual o han mejorado, pero no lo suficiente.

En definitiva, cualquier mujer dispuesta a mejorar, superar y aprender sobre sí misma y su sexualidad a través de un viaje vivencial por su placer.